Ir directamente al contenido
Beneficios de portear a tu bebé.

Beneficios de portear a tu bebé.

¿Sabías que los fulares son una excelente forma de poder tener a tu bebe cerquita de ti sin que sea tan cansado y aparte te permita moverte más libremente?

Los fulares fomentan un vínculo emocional cercano entre tú y tu bebé muy especial. Sin embargo, es primordial usar los fulares de manera segura para garantizar la comodidad y la seguridad tanto para ti como para tu bebé.

Otro de los beneficios es que te permiten tener las manos libres para realizar tareas cotidianas mientras mantienes a tu bebé cerca y feliz de estar con mama.

Los fulares brindan la cantidad justa de calor y comodidad para tu bebé, permitiendo una regulación de la temperatura corporal más efectiva.

Se dice que bebés llevados en fulares a menudo están en una posición ergonómica que favorece el desarrollo saludable de sus caderas y columna vertebral 

Si estas convencida de usar fular c on tu  bebe solo te aconsejamos que tomen en cuenta lo siguientes puntos para hacerlo de una forma segura:

 

 

  1. Aprende a atar el fular correctamente: Asegúrate de aprender cómo atar el fular adecuadamente .Un nudo seguro garantiza que tu bebé esté bien sostenido.
  2. Posición segura: Coloca a tu bebé en una posición que fomente su desarrollo saludable. Asegúrate de que las piernas estén en posición de "ranita", con las rodillas ligeramente más altas que las caderas.
  3. Visibilidad: Mantén a tu bebé siempre visible y accesible. Puedes monitorear su comodidad y seguridad al mantener un ojo en su carita y escuchar sus sonidos.
  4. Vigila la respiración: Asegúrate de que la cabeza y el cuello de tu bebé estén bien apoyados y que su nariz y boca estén despejadas. Su barbilla no debe tocar su pecho para permitir una correcta respiración.
  5. No cubras su cara: Asegúrate de que la tela del fular no cubra la cara de tu bebé. Mantén una abertura que permita una buena circulación de aire.
  6. Prueba de seguridad: Antes de salir de casa, realiza una "prueba de seguridad" en la que te asegures de que el nudo esté bien ajustado y el bebé esté cómodo.
  7. Escucha a tu bebé: Siempre presta atención a las señales de tu bebé. Si notas algún malestar o inquietud, asegúrate de ajustar el fular o sacarlo si es necesario.

 

 

 Y ahora si.. a disfrutar  a tu bebe porteando!

Publicación más antigua
Publicación más reciente

Dejar un comentario

Carrito